Cómo conseguir más clientes en centros comerciales

Un centro comercial es un polo de atracción de clientes. Las ventas de los comercios que alberga dependen no sólo del atractivo de su oferta, sino también de la capacidad del centro comercial de mantener un flujo de consumidores interesados. Esa capacidad tiene que ver con el propio valor del centro comercial y se repercute en forma de mayor o menor precio del alquiler y de los servicios que presta a las tiendas.

Las tiendas, por su parte, tienen una capacidad limitada para atraer clientes al centro comercial. De hecho, la publicidad de marca no suele orientarse específicamente a un centro comercial concreto, salvo quizá algunas marcas que actúan como ancla.

Así las cosas, las tiendas de los centros comerciales afrontan el reto de captar la atención de la masa de clientes y consumidores que atraen el propio centro comercial y las tiendas ancla, con muy pocas posibilidades (a un coste razonable) de influir en el número de visitantes. En otras palabras, cada tienda tiene interés en captar más visitantes que su competidor en el mismo centro comercial. El restaurante asiático, por ejemplo, quiere atraer no sólo a los visitantes que buscan su tipo de cocina, sino también a la mayor proporción posible de visitantes sin una preferencia clara o que no tengan decidido de antemano dónde van a comer. Es decir, que el restaurante asiático compite con el italiano por los mismos clientes. Igual que una marca de ropa compite con otra marca… La ventaja la obtiene la tienda que es capaz de atraer más visitantes.

Obviamente, cada marca tiene clientes habituales, pero hay un número importante de clientes potenciales a captar ¿Y qué herramientas tiene una tienda en un centro comercial para competir por esos visitantes? La respuesta es similar a la del negocio tradicional en calle: Presentar su oferta de forma atractiva (escaparate), y reforzar esa oferta llamando la atención del consumidor. Para esto último existe el marketing de proximidad, pero los centros comerciales suelen ser muy restrictivos a la hora de permitir que las tiendas “salgan” de su local para dirigirse a los visitantes. Sin esas herramientas, el comerciante tiene que buscar alternativas nuevas.

CAPTIS es la única solución de marketing de proximidad pensada para atraer clientes nuevos, trasladando las ofertas comerciales al móvil del visitante del centro comercial, sin necesidad de descargas y de forma no intrusiva.