Qué beneficios aporta a tu empresa una plataforma móvil para clientes

En MKTGMóvil nos gusta hablar de plataformas móviles. Las aplicaciones para móviles tienen utilidad en sí mismas, y para la mayoría de las Pymes aportan beneficios sin necesidad de añadirles nada. Para otras empresas funcionan como auténticas plataformas sobre las que se añaden capas de tecnología que permiten aumentar exponencialmente esos beneficios.

Los campos en los que la empresa obtiene valor de su plataforma móvil de clientes giran alrededor de la fidelización y de la captación de nuevos clientes, y se materializan en cosas que van desde la mejora de la experiencia del usuario hasta la posibilidad de adaptar las ofertas incluso a nivel individual.

No existe una plataforma móvil “standard”. Cada empresa tiene sus necesidades y posibilidades, y el diseño de su plataforma debe ser casi a medida. Sin embargo, hay elementos comunes que tienen mas o menos importancia en cada caso, y que para MKTGMóvil constituyen la base de nuestra metodología. Esos elementos básicos son los siguientes:

  • Conectividad: La empresa se mete literalmente en el bolsillo del cliente y tiene presencia en él vaya donde vaya, a cualquier hora. El cliente puede interactuar con la empresa sin limitaciones de horario y distancia. Cuanto más fácil es comunicarse, más probable es que el cliente lo haga, y que lo haga con más frecuencia.
  • Fidelización: La aplicación tiene que ser útil para el cliente. La fidelización no son sólo ofertas y descuentos, sino que consiste en aportar al cliente aquello que no encontraría en otro sitio o que le sería más complicado encontrar. Eso incluye noticias, acuerdos con terceros y toda clase de acciones que mejoren la experiencia de usuario. Retener a un cliente es mucho más rentable que captar uno nuevo.
  • Experiencia de cliente (UX): El intercambio de información permite conocer al cliente y adaptar no sólo nuestra oferta, sino incluso la forma de trasladarla, a cada segmento de mercado. La experiencia de cliente tiene mucho que ver con la fidelización.
  • Información: La base sobre la que se construye el conocimiento del cliente es la información, y a través de la plataforma móvil podemos saber no sólo sus datos de contacto, sino también a qué hora y desde dónde se conecta y qué aspectos de nuestra oferta le interesan más. Con esos datos podemos crear segmentos de mercado y diseñar propuestas adaptadas con alta probabilidad de éxito. Información también es medir el resultado de nuestras acciones de marketing.
  • Aumento de ventas: Con la plataforma móvil el escaparate de la empresa está en el bolsillo del cliente, y su conversión a ventas es tan fácil como unos pocos clicks en la pantalla del móvil. Facilidad e inmediatez equivalen a mayor probabilidad de venta.
  • Visibilidad: El icono de la aplicación está en la pantalla del móvil, quizá al lado de otra aplicación que el cliente usa frecuentemente. Su presencia es un anuncio permanente de la empresa.
  • Viralización: Una buena oferta de contenidos puede tener como efecto que el cliente los comparta con otros usuarios que a lo mejor de otra manera no nos habrían llegado a conocer.

Todos estos elementos coexisten en mayor o menor grado en las plataformas móviles y se alimentan unos a otros. Sobre cada uno de ellos es posible añadir capas de tecnología que refuerzan aspectos de la aplicación coherentes con nuestra estrategia de negocio y nuestros objetivos. Y alrededor, envolviendo toda esa tecnología, está el diseño de la estrategia de marketing. Eso ya no es tecnología, sino que requiere todo el conocimiento de la empresa sobre quiénes son los clientes y cómo llegar a ellos. La plataforma móvil, que no es más que una herramienta, permite también revisar el diseño de la estrategia de marketing a través de la evaluación de sus resultados.